España camisa negra y desesperanza

Los invito, porque si pudiera obligarlos lo haría, a que lean este artículo alucinantemente revelador de Claudia Müler, corresponsal de Alemania en España y economista. Estamos tan muertos que aunque en el fondo sabemos que no es verdad, preferimos creer a nuestro electo presidente cuando dice que estamos empezando a salir de la crisis, aunque aún no se ven los resultados. Pero todo es mentira y nosotros seguimos aquí parados sin hacer nada. Porque no basta con que 5000 personas se reúnan en una plaza y griten en favor de la dimisión de todos estos déspotas hijos de su señora madre. Supongo que cuando como en Grecia nuestros amigos y familiares empiecen a suicidarse de forma masiva y nuestra tierra hierta ya solo sirva para que se alimenten los buitres y otros carroñeros, entonces saldremos millones a la calle a reclamar que se vayan unos políticos, que en ese momento, probablemente ya ni quieran estar, porque se vive mejor en algún paraíso con el dinero que se robaron. Sinceramente lo que menos me preocupa es el dinero, lo peor es lo enferma que se queda mi patria, y sí, digo PATRIA, no soy un defensor de las fronteras pero uno siempre debe tener un sitio a donde volver. Lo que no sé es si habrá un sitio a donde volver cuando hayan terminado con España, o mejor dicho, cuando se lo permitamos.

Claudia Muller. Así ven a España en Alemania